Índice del artículo

Con el apoyo moral y económico del IMSS, autoridades municipales, comerciantes y aficionados en general, todos y cada uno de los directivos desarrollaron su función sin olvidar la indispensable labor social de los entrenadores, manejadores y padres de familia, gracias a ellos se pueden mencionar, entre otros logros, el campeonato de área en la categoría pequeña en Contry, los más pequeños, 6 a 8 años, fueron a Ciudad Juárez por un cuarto lugar nacional, y los pee wee, en 1982 se adjudicaron el campeonato nacional en Anáhuac, Chihuahua.

El semillero surgido de las ligas pequeñas dio elementos para dos campeonatos nacionales del IMSS en juvenil menor y mayor celebrados en México, DF del 21 al 27 de agosto, por supuesto, de 1982, también asistieron a un torneo denominado Nuevo León 400 llegando a la final contra las mejores selecciones del estado, y por si fuera poco, Hilario Vázquez de la Torre y Juan Manuel Montalvo que, entre paréntesis, ese mismo año recibió el premio Servicio a la Juventud de las Damas del Club Sertoma, llevaron al campeonato estatal de los juegos del DIF a Sabinas Hidalgo y aportaron a la selección del estado a Eduardo Hernández, César Fidel Vázquez, Luis Treviño, Roberto César Flores, Ramón Cervantes, Carlos Abrego, Genaro Chapa, Alberto Flores, Eduardo Ávila, David Flores, José Flores y José González, y para tomar el lugar de Oziel Ruiz Gómez fue llamado Miguel Flores, el mismo que cubría la intermedia con los Sultanes de Monterrey.


Inauguración del torneo local.

Con la presencia de la estación de radio XESH que transmitió la ceremonia de inauguración y el primer partido del torneo regular de la Liga Pequeña de Beisbol Sabinas Hidalgo, inició las actividades la nueva directiva encabezada por Don Aléctor Ruiz Cavazos.

En representación del Lic. Leopoldo González González asistieron dos de sus más cercanos colaboradores, ambos ya fallecidos, el Lic. Luis Lauro López Sánchez y el Prof. Leoncio Olivares Galván quien hizo la declaratoria inaugural de la decimosexta temporada de la Liga Pequeña de Beisbol en el parque Prof. Daniel Guadiana Ibarra el domingo 20 de marzo de 1982 a las 9 horas con 30 minutos.

Momentos antes el Prof. Héctor Gandhi Montemayor Ayala presentó a los invitados de honor logrando anotar, además de los ya mencionados, al señor Manuel Acevedo R. de la Sociedad Mutualista; del Club Sertoma asistió su presidente Homero Garza Santos, en representación del director del distrito 2, César Montalvo, asistió el amigo de las ligas pequeñas muy apreciado en nuestra comunidad deportiva, Francisco Javier Verástegui; no podía faltar la señorita Josefina González Lozano, exdirectora del Centro de Seguridad Social y Capacitación Técnica No. 4 quien tanto ayudó durante su permanencia en esta ciudad; además, todos los directivos.

Transmitieron la lucida ceremonia de inauguración y el primer juego del torneo regular entre la escuela Ford No. 103 y la Enrique Lozano los buenos amigos Pablo Garza Garza, José Raúl Garza Lozano, el profesor Héctor Gandhi Montemayor y el gerente de la estación, el Lic. Armando Ríos Leal, además estaba presente El Diario de Nuevo Laredo con Miguel Ángel Célis Q.E.P.D.

Escuela Enrique LozanoEllos fueron testigos de la presentación de los 24 equipos participantes con sus respectivas madrinas, también de que el Pentatlón Deportivo Militarizado, al mando del profesor y capitán Tomás González rindieron los honores a nuestro lábaro patrio, además del agradecimiento de los directivos a las autoridades municipales encabezadas por el Lic. Leopoldo González y del gesto de los invitados y representantes del alcalde para ceder el lugar de lanzar el tradicional primer strike a Don Aléctor Ruiz; para concluir con la narración del primer juego donde la escuela Enrique Lozano, con Manuel Carrera en el centro del diamante venció a su similar de la Ford No. 103 en ocho entradas (juegan a seis), por score de 3 carreras a 2 perdiendo el duelo el zurdo José Roberto Rodríguez.

En otros resultados de ese día, en pequeña la Prof. Eugenio A. Solís doblegó a la Lic. Benito Juárez por 15 carreras a 4 y la Prof. Fidel C. Mireles, Manuel M. García y Bellavista no vieron acción ese día.

En pee wee Bellavista pasó sobre la Prof. Fidel C. Mireles en partido de toma y daca por score de 8 a 7, los Tiburones cayeron por 15 a 2 ante la Prof. Eugenio A. Solís, la Ford. No. 103 superó a la Benito Juárez 12 a 5 y por 24 a 2 la Manuel M. García derrotó a la Lozano.

En moyote debutó la Venustiano Carranza perdiendo por 17 a cero con la Lozano y la Prof. Francisco J. Montemayor venció a la Prof. Eugenio A. Solís por 9 a 4.


Torneos de Área y Distrital de categoría pee wee.

El coordinador de la categoría pee wee, Prof. Gilberto Hernández Garza; el manager, Antonio Ramírez García y el joven estudiante de la Facultad de Organización Deportiva, hoy licenciado Oscar Luis López Pérez, de coach condujeron a catorce niños aléxito iniciando en el torneo de área contra la liga Contry superándola por 6 carreras a una con serpentina de Alberto Román, la siguiente victoria sobre Sierra Madre por cartones de 12 carreras a 3 se la adjudicó el pitcher Ricardo Morales; después cayó ante ellos por 12 a 2 la liga Buenos Aires con los disparos de Alberto Román y de paso obtener el pase a la siguiente ronda, el torneo distrital.

En el sorteo les tocó en suerte abrir nada menos que contra el campeón nacional del '81, la liga Guadalupe Linda Vista y, ¿saben qué? Les sacaron el juego de la bolsa por 5 carreras a 4 en el parque Niños Campeones con Alberto Román en la loma de lasresponsabilidades.

Los niños locales se crecieron y con batazos de todos los calibres de Luis Gómez, Roberto Flores y Alberto Román, que le dieron a la esférica de 4 – 3, entre ellos dos triples, uno de Román y otro de Rogelio Gómez. Nada más en la primera entrada, los niños sabinenses fabricaron 6 carreras, 4 en la segunda, 3 en la tercera y 10 en la cuarta para sumar 23 anotaciones contra una del equipo invicto de San Nicolás para detener el encuentro por nocaut. Por San Nicolás subió al montículo Luis Sandoval y prácticamente fue acribillado, terminando el encuentro en sólo 4 entradas por diferencia de carreras y con victoria para Luis Antonio Santos.

Cuando pensaron que ya tenían el boleto listo para el torneo nacional que inició el 14 de agosto en Cd. Anáhuac, Chihuahua, se confiaron y la selección de Linda Vista, quien se encontraba en la ronda de perdedores, después de eliminar a Obispado por 9 carreras a 2, se puso en igualdad de circunstancias con los nuestros venciéndolos por 6 carreras a 4 y forzar a un juego decisivo.

Sólo para que los nuestros sacaran la casta y creciéndose al castigo le propinaron tremenda paliza a todo su staff de pitcheo terminando los cartones 26 a 4.

En igualdad de circunstancias, a vencer o morir, se enfrentaron por el campeonato del Distrito II y el derecho de representar a Nuevo León en el certamen nacional en Anáhuac, Chihuahua los verdes de Guadalupe Linda Vista y la escuadra de Sabinas Hidalgo que sacó todo su potencial, su casta, su pundonor, su espíritu de competencia aquel ya retirado viernes 7 de agosto de 1982 en el parque “Niños Campeones” de la capital del estado.

Tanto les dolió la derrota que les recetaron en el cotejo anterior a los nuestros que salieron desatados, incontenibles, como una fiera herida y con rallies de nueve carreras en la tercera entrada y trece en la quinta fueron más que suficientes para obtener el boleto al nacional, apaleando sin piedad al todavía campeón nacional de 1981 por el abultado marcador de 26 carreras a 4.

Campeonato DistritalEl público que asistió no daba crédito a lo que estaba viendo, no había pitcheo que los parara, era una auténtica práctica de bateo y, solamente en la tercera entrada, tomaron su turno en la caja de bateo 13 niños sabinenses y, asómbrese porque se enfrentaban al campeón, no a equipos benjamines, en la quinta entrada se pararon en el pentágono 19 toleteros para, disculpen el término, destrozar la serpentina de Guadalupe Linda Vista.

José A. Madrigal aguantó la artillería local una entrada y un tercio y se llevó el descalabro, el resto se lo repartieron Neftali Garza, José Dolores Loera, Eduardo Páez y Carlos J. Pérez. Sabinas Hidalgo anotó sus primeras cuatro carreras en la misma primera entrada, sin embargo el todavía campeón nacional reaccionó en la parte alta de la tercera entrada igualando el marcador a 4 y darle con ello emotividad al cotejo.

Pero la historia se escribió al cerrarse el tercer capítulo, ya que a los sabinenses les tocó ganar el clásico volado y ser home team, bueno, en el tercer rollo se despegaron al timbrar con nueve anotaciones y sepultar las aspiraciones de los guadalupenses en la quinta donde marcaron 13.


Campeonato nacional categoría pee wee.

De los campeones nacionales de beisbol en la división pee wee en la edición 1982 existían tres detalles imposibles de olvidar: el primero, cuando partieron, todo era alegría, mucha confianza en sí mismos y un compañerismo inigualable; el segundo, una pelota de beisbol firmada por los catorce campeones, regalo que todavía conservo, lo mismo que unos periódicos de por allá (El Heraldo de Chihuahua sección Cuauhtémoc y Novedades de Chihuahua) que reseñaban las hazañas de nuestros representantes en la justa nacional que agradezco a mis compañeros directivos que asistieron junto a la mayoría de los padres de familia y aficionados al beisbol grande de las ligas pequeñas.

En el programa nacional de beisbol infantil adherido a Williamsport, Pennsylvania, en ese tiempo no estaba permitido anunciar en el parque, uniforme, etc. cualquier bebida alcohólica o marcas de cigarros; lo mismo que llamar a los niños por otro nombre que no fuera el registrado en la papelería, sin embargo existían sobrenombres, quien no recuerda a “La Maravilla”, “La Tocha”, “Curro”, pues hoy viene a mi memoria “el Tico”, porque él abrió el juego contra Los Mochis, Sinaloa el domingo 15 de agosto de 1982 y lo ganó 19 carreras a una.

El lunes 16, de nueva cuenta Sabinas Hidalgo lució imponente en el torneo nacional, y con lanzamientos de Ricardo Morales que, entre paréntesis, ese día cumplió 11 años, le aplicaron una “tunda” a Poza Rica, Veracruz al doblegarlos por 19 carreras a 5; el martes 17 “Tico” (Alberto Román Facundo) superó con sus potentes envíos al pentágono, nada menos que al anfitrión, Anáhuac, Chihuahua, por pizarra de 18 carreras a 5, con una labor de 5 hits, 5 ponches, 5 bases por bolas y, como coincidencia, los niños anfitriones cometieron 5 errores, Mercedes Camacho perdió el encuentro, donde también participaron en la loma de las responsabilidades: José Eduardo Yáñez, Sergio Nava y José Luis Sausaneda.

Previo a enfrentar al anfitriónCon este triunfo Sabinas Hidalgo se colocó a un triunfo de obtener el campeonato nacional para Nuevo León, título que todavía ostentaba la también neoleonesa selección de Guadalupe Linda Vista.

Por su parte la selección de Anáhuac, con la derrota sufrida a manos de los sabinenses, perdió lo invicto y pasó a la ronda de perdedores donde triunfó la liga Satélite de Ciudad Juárez, Chihuahua sobre Anáhuac y Poza Rica el miércoles 18 de agosto descansando Sabinas Hidalgo.

Los niños de Ciudad Juárez, para aspirar al título necesitaban dos victorias, mientras que los sabinenses sólo una.

Por increíble que parezca, la selección de la categoría pee wee, en el año 1982, lucía incontenible en el torneo nacional celebrado en Ciudad Anáhuac, Chihuahua, que nadie dudaba que era el campeón nacional.

Repito, absolutamente todos daban por seguro el campeonato de los sabinenses que llegaron al nacional con 88 carreras anotadas por 19 en contra en los torneos de área y distrital donde disputaron 7 encuentros, mas 56 anotaciones por 11 en contra en el nacional sumaban 144 para ellos por 30 de sus adversarios, lo que da un desproporcionado promedio de más de 14 carreras por juego por 3 de sus contrincantes, aún por disputar la final.

Pero el beisbol es impredecible , por algo es “El Rey de los Deportes” y la Liga Satélite de Ciudad Juárez, que venía haciendo “la carrera del indio” en la ronda de perdedores los sorprendió al igual que a los 2,500 aficionados presentes en el parque Niños Campeones del 81 y los venció por 5 carreras a 4, y no sólo eso, les peleó el segundo y decisivo hasta la décima entrada.

Con el banderín de campeones nacionalesCon un rallie de 5 carreras en la décima entrada, los chamaquitos de la Liga Pequeña Sabinas Hidalgo, Nuevo León derrotaron 8 a 3 a la Liga Satélite de Ciudad Juárez, Chihuahua. Alberto Román Facundo continuó en la lomita de las responsabilidades y fue el pitcher ganador que, en diez entradas, permitió 12 hits, ponchó a 12 y regaló 4 pasaportes.

José Guadalupe Sánchez inició con elevado a tercera base para el primer out, pero vino la chispa siempre oportuna de Ricardo Morales con un doblete y anotó gracias a otro batazo el mismo calibre de Uriel Villarreal para la ventaja del 4 – 3; Luis Arnoldo Gómez pegó sencillo y Uriel se fue a tercera anotando el 5 – 3 en rola de Genaro Chapa avanzando Luis Arnoldo a la intermedia desde donde timbró con la sexta anotación gracias al doblete de su hermano Rogelio, luego vino con otro doble Roberto Flores para lograr el 7 – 3, posteriormente Eduardo Hernández se embasó en error y Beto avanzó a la antesala llegando al pentágono con el definitivo 8 a 3 con una jugada inteligente de Lalo que se lanzó al robo de la segunda pero se detuvo para provocar el tira y tira para que anotara la última carrera Roberto César Flores.

Campeones nacionales 1982Integraron el equipo: Raúl Rogelio Gómez Benavides, Luis Arnoldo Gómez Benavides, Mario Alberto Ruiz Gómez, Gabriel Garza Villarreal, Genaro Chapa Martínez, Alberto Román Facundo, Uriel Villarreal Villarreal, Roberto César Flores Valle, René González Soto, Eduardo Hernández Flores, Ricardo Morales Garza, José Guadalupe Sánchez Obregón, Luis Antonio Santos Berlanga y Genaro Valdez García; Antonio Ramírez García QEPD, manager; Oscar Luis López Pérez, coach; Prof. Gilberto Hernández Garza, coordinador de la categoría; y Elvia Irasema Garza Villarreal, asistencia médica.


Torneos de Área y Distrital categoría moyote.

En un juego de beisbol infantil es muy importante el comportamiento del público, de los padres de familia, el trabajo de los umpires que, a decir verdad, en contadas ocasiones es valorado, pero ser manager de un equipo es una satisfacción del tamaño del mundo, con una responsabilidad del mismo calibre, un privilegio muy caro que vale la pena adquirir.

El manager tiene que conocer las facultades físicas y mentales de todos y cada uno de sus jugadores para hacer una alineación que rinda frutos, además conocer al pitcher contrario, si es derecho, si es zurdo, si es lento o malo para fildear o flojo, para tocarle con frecuencia la bola, etcétera.

Sin embargo el toque, por simple que parezca, no lo ejecutan bien ni muchos profesionales, en otras palabras, además de practicarlo, saber con quien puede salir, en fin ser manager es conocer tu gente para fabricar jugadas, si hace contacto para mandar un hit and run, si corre y sabe hacerlo para un squeeze play, si es valiente y batea con hombres en base, no cualquiera es productor de carreras, si el fildeador tiene un buen brazo para mandar un pisa y corre, si es inteligente y agarra las señas para sorprender con una jugada inesperada, para qué parte del campo batea y no se “arruga” (se asusta) si es disciplinado y va a hacer caso o jugar para el equipo, si armoniza con el resto de sus compañeros para el buen ambiente del equipo (la parte anímica es muy importante) sacarle provecho a todo es el deber del manager.

Ser manager es muy difícil y Juan Manuel Montalvo Jasso dirigió la selección Sabinas Hidalgo en la división moyote con la ayuda del Prof. Genaro Chapa Ibarra de coach e Hilario Vázquez de la Torre de coordinador.

Su aventura la iniciaron en el campo No. 1 de Contry venciendo a los seleccionados de Sierra Madre por cartones de 4 carreras a cero, siendo el autor de la blanqueada Adrián Peña tirando juego de un sólo imparable además de colaborar a su propia causa con un cuadrangular. Guadalupe Linda Vista cayó por 8 anotaciones a una ante los lanzamientos de Juan Guillermo Chapa disparando Peña su segundo jonrón.

En la final del Torneo de Área, de nueva cuenta se enfrentaron a Sierra Madre que hizo la carrera del indio en la ronda de perdedores y Adrián Peña les recetó otra blanqueada superándolos por el mismo marcador de cuatro carreras a cero.

Por el título del estado se enfrentaron al campeón del otro grupo en una serie a ganar dos de tres juegos, en el primer partido Obispado fue víctima de los envíos de Juan Guillermo Chapa por score de 7 a 4; y en el decisivo, Peña subió al montículo, y en un final de película, se alzó con el triunfo por 6 carreras a 5 para obtener el pase al torneo nacional por tercera ocasión consecutiva.


Campeonato nacional categoría moyote.

Pues bien, allí donde la alegría no cabe en el pecho de los seguidores del equipo, en los directivos también, aunque, hay que admitirlo, con algo de preocupación, el trabajo se viene encima, el coordinador tiene que convocar, entre otras cosas, a una junta extraordinaria a los padres de familia, el motivo, organizar el viaje, los niños de seis a ocho años no viajan solos, un familiar mayor de edad debe acompañarlo hasta el parque, los entrenadores a practicar en el terreno de juego y jugadas de pizarrón, el presidente a entrevistarse con los directivos nacionales para tratar sobre el transporte, comida, hospedaje, etcétera.

Inauguración del campeonato nacional moyote 1982En fin, lo que les voy a narrar es extraído de El Fronterizo y El Universal, diarios de Ciudad Juárez que, en su tiempo “Layo” Vázquez me regaló complementada con la información oportuna que llegaba por conducto de Oziel Ruiz a su servidor quien a su vez comunicaba a José Isabel Flores Amaro, José Raúl Garza Lozano, Ramiro Casiano y al Lic. Armando Ríos Leal, ellos hacían el favor de darlo a conocer a la comunidad por la XESH además, lo más importante, el estado de salud de los niños a los familiares que por diferentes circunstancias no hicieron el viaje.

Sabinas Hidalgo debutó en el V campeonato nacional de beisbol en la categoría moyote el sábado 21 de agosto de 1982 en el estadio Cruz Blanca de Ciudad Juárez con una derrota por dos carreras a cero frente a Las Choapas, Veracruz; el pitcher ganador Efrén Rodríguez aceptó 3 hits, dio 3 bases y ponchó a 7, mientras Adrián Peña lanzó partido de un imparable y 9 ponches cargando con la derrota al otorgar 3 pasaportes y golpear también a 3.

El lunes se enfrentaron a Los Mochis, Sinaloa y los vencieron 15 carreras a 7 fincando su triunfo en la segunda entrada con rallie de 8 anotaciones después de estar abajo en el marcador dos por cero, después remacharon en el último episodio con 7 carreras más. Juan Guillermo Chapa, con labor de 6 indiscutibles, 11 chocolates y 4 pasaportes se acreditó la victoria, destacando con el bat Adrián Peña de 4 – 4 y Sergio Guajardo Perales de 2 – 2.

Antes de enfrentarse a la Liga Oriente de Nuevo Laredo, representante de Tamaulipas, que los eliminó en polémico partido por 9 a 8 por el pase a la final, Sabinas eliminó a la liga Casimiro de Ciudad Juárez, Chihuahua por 7 carreras a una con cuadrangular solitario de Gustavo Alvarado en la tercera entrada sobre un lanzamiento de Adrián Peña quien salió victorioso y con el bat también contestó con otro del mismo calibre sobre la barda portátil llevándose por delante a Fernando Garza y Juan Guillermo Chapa en la primera entrada para poner el marcador 4 a cero ya que anteriormente había anotado Mizael Villarreal y lo hiciera Cecilio Facundo en el mismo primer inning con oportuno de Oswaldo Gutiérrez sobre el pitcher Miguel Ángel Baylon.

Selección categoría moyote 1982Integraron este equipo: Oswaldo Gutiérrez Cárdenas, Cecilio Facundo Espinoza, Leopoldo Montemayor Garza, Juan Guillermo Chapa Martínez, Roberto Cobos González, Adrián Peña Román, Sergio A. Guajardo Perales, César Jasso, Roberto Hernández Flores, Mizael Villarreal Villarreal, Alfonso González Flores, Humberto Vela Chávez, Rosmal Milián Camacho y Fernando Garza Garza; Juan Manuel Montalvo Jasso fue el manager, el profesor Genaro Chapa Ibarra, coach; y el coordinador general fue Hilario Vázquez de la Torre.

Derechos reservados

La Historia de la Liga Pequeña de Beisbol Sabinas Hidalgo es una obra escrita por Ramón Ábrego Vázquez para preservar en la memoria, los esfuerzos realizados por sus fundadores, impulsores, colaboradores y patrocinadores desde sus inicios, hasta la conquista de los logros más altos hasta el momento: Tres campeonatos nacionales.

Se prohibe su copia o reproducción en forma parcial o total, sin previa autorización por escrito del autor.