Índice del artículo

Campeonato nacional categoría pee wee.

De los campeones nacionales de beisbol en la división pee wee en la edición 1982 existían tres detalles imposibles de olvidar: el primero, cuando partieron, todo era alegría, mucha confianza en sí mismos y un compañerismo inigualable; el segundo, una pelota de beisbol firmada por los catorce campeones, regalo que todavía conservo, lo mismo que unos periódicos de por allá (El Heraldo de Chihuahua sección Cuauhtémoc y Novedades de Chihuahua) que reseñaban las hazañas de nuestros representantes en la justa nacional que agradezco a mis compañeros directivos que asistieron junto a la mayoría de los padres de familia y aficionados al beisbol grande de las ligas pequeñas.

En el programa nacional de beisbol infantil adherido a Williamsport, Pennsylvania, en ese tiempo no estaba permitido anunciar en el parque, uniforme, etc. cualquier bebida alcohólica o marcas de cigarros; lo mismo que llamar a los niños por otro nombre que no fuera el registrado en la papelería, sin embargo existían sobrenombres, quien no recuerda a “La Maravilla”, “La Tocha”, “Curro”, pues hoy viene a mi memoria “el Tico”, porque él abrió el juego contra Los Mochis, Sinaloa el domingo 15 de agosto de 1982 y lo ganó 19 carreras a una.

El lunes 16, de nueva cuenta Sabinas Hidalgo lució imponente en el torneo nacional, y con lanzamientos de Ricardo Morales que, entre paréntesis, ese día cumplió 11 años, le aplicaron una “tunda” a Poza Rica, Veracruz al doblegarlos por 19 carreras a 5; el martes 17 “Tico” (Alberto Román Facundo) superó con sus potentes envíos al pentágono, nada menos que al anfitrión, Anáhuac, Chihuahua, por pizarra de 18 carreras a 5, con una labor de 5 hits, 5 ponches, 5 bases por bolas y, como coincidencia, los niños anfitriones cometieron 5 errores, Mercedes Camacho perdió el encuentro, donde también participaron en la loma de las responsabilidades: José Eduardo Yáñez, Sergio Nava y José Luis Sausaneda.

Previo a enfrentar al anfitriónCon este triunfo Sabinas Hidalgo se colocó a un triunfo de obtener el campeonato nacional para Nuevo León, título que todavía ostentaba la también neoleonesa selección de Guadalupe Linda Vista.

Por su parte la selección de Anáhuac, con la derrota sufrida a manos de los sabinenses, perdió lo invicto y pasó a la ronda de perdedores donde triunfó la liga Satélite de Ciudad Juárez, Chihuahua sobre Anáhuac y Poza Rica el miércoles 18 de agosto descansando Sabinas Hidalgo.

Los niños de Ciudad Juárez, para aspirar al título necesitaban dos victorias, mientras que los sabinenses sólo una.

Por increíble que parezca, la selección de la categoría pee wee, en el año 1982, lucía incontenible en el torneo nacional celebrado en Ciudad Anáhuac, Chihuahua, que nadie dudaba que era el campeón nacional.

Repito, absolutamente todos daban por seguro el campeonato de los sabinenses que llegaron al nacional con 88 carreras anotadas por 19 en contra en los torneos de área y distrital donde disputaron 7 encuentros, mas 56 anotaciones por 11 en contra en el nacional sumaban 144 para ellos por 30 de sus adversarios, lo que da un desproporcionado promedio de más de 14 carreras por juego por 3 de sus contrincantes, aún por disputar la final.

Pero el beisbol es impredecible , por algo es “El Rey de los Deportes” y la Liga Satélite de Ciudad Juárez, que venía haciendo “la carrera del indio” en la ronda de perdedores los sorprendió al igual que a los 2,500 aficionados presentes en el parque Niños Campeones del 81 y los venció por 5 carreras a 4, y no sólo eso, les peleó el segundo y decisivo hasta la décima entrada.

Con el banderín de campeones nacionalesCon un rallie de 5 carreras en la décima entrada, los chamaquitos de la Liga Pequeña Sabinas Hidalgo, Nuevo León derrotaron 8 a 3 a la Liga Satélite de Ciudad Juárez, Chihuahua. Alberto Román Facundo continuó en la lomita de las responsabilidades y fue el pitcher ganador que, en diez entradas, permitió 12 hits, ponchó a 12 y regaló 4 pasaportes.

José Guadalupe Sánchez inició con elevado a tercera base para el primer out, pero vino la chispa siempre oportuna de Ricardo Morales con un doblete y anotó gracias a otro batazo el mismo calibre de Uriel Villarreal para la ventaja del 4 – 3; Luis Arnoldo Gómez pegó sencillo y Uriel se fue a tercera anotando el 5 – 3 en rola de Genaro Chapa avanzando Luis Arnoldo a la intermedia desde donde timbró con la sexta anotación gracias al doblete de su hermano Rogelio, luego vino con otro doble Roberto Flores para lograr el 7 – 3, posteriormente Eduardo Hernández se embasó en error y Beto avanzó a la antesala llegando al pentágono con el definitivo 8 a 3 con una jugada inteligente de Lalo que se lanzó al robo de la segunda pero se detuvo para provocar el tira y tira para que anotara la última carrera Roberto César Flores.

Campeones nacionales 1982Integraron el equipo: Raúl Rogelio Gómez Benavides, Luis Arnoldo Gómez Benavides, Mario Alberto Ruiz Gómez, Gabriel Garza Villarreal, Genaro Chapa Martínez, Alberto Román Facundo, Uriel Villarreal Villarreal, Roberto César Flores Valle, René González Soto, Eduardo Hernández Flores, Ricardo Morales Garza, José Guadalupe Sánchez Obregón, Luis Antonio Santos Berlanga y Genaro Valdez García; Antonio Ramírez García QEPD, manager; Oscar Luis López Pérez, coach; Prof. Gilberto Hernández Garza, coordinador de la categoría; y Elvia Irasema Garza Villarreal, asistencia médica.

Derechos reservados

La Historia de la Liga Pequeña de Beisbol Sabinas Hidalgo es una obra escrita por Ramón Ábrego Vázquez para preservar en la memoria, los esfuerzos realizados por sus fundadores, impulsores, colaboradores y patrocinadores desde sus inicios, hasta la conquista de los logros más altos hasta el momento: Tres campeonatos nacionales.

Se prohibe su copia o reproducción en forma parcial o total, sin previa autorización por escrito del autor.