Miguel Flores
Miguel Flores

Se va, se va, se va y se fue, es la clásica expresión del narrador para transmitir la máxima emoción del rey de los deportes para muchos aficionados de su majestad: El jonrón.

Solo que en esta ocasión me refiero al tiempo, porque los de mi edad todavía llamamos Miguelito a un profesional, así con toda la extensión de la palabra, a un pelotero surgido de las ligas pequeñas, de casi 40 años de edad pues nació en Monterrey N. L., un 16 de agosto de 1970.

El orgullo de la Colonia Mitras, Miguel Flores, es dueño de una gran trayectoria en el beisbol profesional sin embargo, al menos eso creo, pocos saben de su paso por los diamantes infantiles.

Es tan amplia su actividad en el deporte de las inteligencias que la verdad no se ni por donde empezar, si en el profesionalismo en la Liga Mexicana de Verano con los Sultanes de Monterrey o los Broncos de Reynosa, o en el circuito invernal del Pacífico con los Naranjeros de Hermosillo o Tomateros de Culiacán.

Aunque también saboreó las mieles de las Grandes Ligas con los Indios de Cleveland, donde encontró en su misma posición a un consagrado en plenitud de facultades, Carlos Baerga, situación afortunada para los Fantasmas Grises.

Ellos esperaron un lapso considerable, porque en el año 1990, la pasó en Burlington el '91 en Kinston, un año después en el mismo equipo Doble A bateó para .290 con 3 cuadrangulares y 54 producidas.

El prospecto al Salón de la Fama o al retiro del número de su franela, ahora jersey, de Sultanes o Naranjeros por llegar prendiendo lumbre, campeonando en 3 o 4 ocasiones, de hecho, en la temporada 91-92, lo nombraron el novato de año casi por nada: participó en 76 juegos conectando 92 hits, 3 de vuelta entera, produciendo 24  carreras, se estafó 31 colchonetas finalizando con .315 de porcentaje de bateo.

Sus números son muchísimos tanto en verano como en invierno, sólo les comentaré a grandes rasgos que se adjudicó el titulo de robos de bases con Hermosillo en el 93-94 y entre otras cosas fue considerado el jugador mas valioso de la serie del campeonato de la Liga Mexicana de Verano en 1995, al batear para .500, remolcando 8 carreras en 4 juegos que duró la serie final.

Las series del Caribe no le son ajenas, pero a lo que voy todavía no lo toco, como son su ingreso al profesionalismo al irse a estudiar a los Estados Unidos a San Antonio y Palominos de Laredo Junior College, ahora llamado Laredo Comunity College y su paso por los campos infantiles y juveniles donde brilló intensamente, gracias, hay que decirlo, a sus entrenadores que lograron inculcarle el mas alto valor deportivo: La disciplina.

Nada mas para que se formen una idea los niños de ahora, les comentaré que en el mes de agosto de 1979 representó a Nuevo León con la selección Obispado en el segundo campeonato nacional de la división moyote en Delicias Chihuahua.

Un año mas tarde en el pre nacional celebrado en el mes de abril en Monterrey N. L. se ganó el derecho de asistir al nacional a la Ciudad de México y en el 81, Sabinas Hidalgo conquistó el titulo estatal de los juegos del D. I. F. con José Hilario Vázquez de la Torre como delegado; de manager el Prof. Gilberto Hernández Garza y coach Juan Manuel Montalvo y lo llevaron de refuerzo a la capital del país al nacional junto con 3 ó 4 elementos más, y a pesar de barrer en el torneo, derrotar a la selección de Monterrey integrada por 6 ligas, les impusieron manager y coach, también dirigiendo el representativo del estado “El Clipper” Felipe Montemayor y Jaime Luna, pero esa es otra historia.

Saltillo Coah. fue sede del pre nacional de los juegos escolares en abril de 1982 estuvo presente, lo mismo en Nuevo Laredo Tamaulipas también en abril y pre nacional y nacional en Matamoros Tamaulipas en julio de 1983.

Dos campeonatos nacionales y un pre nacional en 1984 se agregaron a su trayectoria, el certamen eliminatorio para asistir en la categoría juvenil al campeonato nacional de los juegos escolares en Tlaxcala, Tlax, en el mes de mayo se celebró en abril en Monterrey N.L. y en agosto con el equipo de Obispado participó en el nacional de 13 años en San Luis Potosí.

Las prodigiosas manos y contundente bateo traspasaron las fronteras en septiembre del '85 en el Torneo juvenil de la Amistad en Houston, Texas y regresó a los torneos juveniles escolares en el pre nacional de Piedras Negras, Coah. en abril de 1986.

Por algo fue requerido en 6 importantes eventos celebrados en el año 1987, solamente en el mes de julio defendió los colores de Nuevo León en dos nacionales, el de Big League en Matamoros, Tamaulipas y el de Nuevos Valores en Chilapa, Chilpancingo y Acapulco Guerrero; de nueva cuenta traspasó la frontera en agosto al asistir al Campeonato Mundial a Fort Lauderdale, Florida y al regresar el mismo mes participo en el pre nacional de primera fuerza en Saltillo y Monterrey.

Todavía en el '87 asistió a la capital de Aguascalientes, al nacional de primera fuerza y en diciembre en la misma categoría se hizo presente defendiendo los colores nacionales en Taipei, Taiwan; ya en el '88 visitó a Mazatlán Sinaloa para tomar parte del cotejo nacional convocado por el CREA en la modalidad de nuevos valores esto por el mes de julio.

Por ser un destacado ciudadano, egresado del beisbol infantil en este modesto espacio hoy reconocemos su valía a Miguel Flores.

Miguel Flores dialogando con niños de liga pequeña
Miguel Flores dialogando con niños de la Liga Pequeña de Beisbol Sabinas Hidalgo en una visita de los Sultanes el 11 de marzo de 2006.
Miguel Flores acompañado por Ramón Ábrego, Hilario Vázquez y Pedro García

Miguel Flores acompañado por el autor del artículo, Ramón Ábrego; José Hilario Vázquez de la Torre y Pedro García Rodríguez.