Historia de 1981

Para mi la vida no es algo que se nos da ya hecho, sino la oportunidad de hacer algo, lo que esté a nuestro alcance, pero bien hecho. Cuando el hombre o la mujer, para estar a la vanguardia, logra lo anterior, puede retirarse a descansar tranquilo, satisfecho de haber contribuido al bienestar de los suyos o sus semejantes.

Su ciclo ha concluido, sus aportaciones económicas, políticas, sociales, culturales, deportivas, etc. unas serán recordadas, otras no, sin embargo lo importante es llegar al final de su camino con la frente en alto, con la conciencia tranquila, con la satisfacción del deber cumplido.

Al menos así creo que han de sentir todos y cada uno de los que participaron en el programa mundial de Ligas Pequeñas, y considero injusto que sólo se reconozca al pitcher o al jonronero cuando hay aportaciones económicas, por ejemplo.

No debe pasar desarpercibido lo que aflora en la memoria y es muy grato recordar a la Liga Municipal de Beisbol que participaba en la Unidad Deportiva Alfonso Martínez Domínguez, ellos, además de ser autosuficientes, poseían el espíritu de servicio, el don de dar, y la Liga Pequeña recibió en varias ocasiones, en presencia de las autoridades municipales o personalidades del deporte, aportaciones a través de su Tesorero Sr. Oscar Montemayor Jasso, quien posteriormente ocupó la presidencia de la misma.

Es justo señalar que sin la ayuda desinteresada de muchas personas no se hubiera logrado tanto, recuerdo con alegría y agradecimiento a Don Jesús Franco García y a Mario “Toche” Peláez, comentaristas oficiales de los Tecolotes, promocionando completamente gratis el Campeonato Nacional de categoría moyote a través de la XEK de Nuevo Laredo.

Además a Jesús “Chito” Villarreal, al siempre recordado amigo Miguel Ángel Celis a través de El Mañana de Nuevo Laredo y Super Hit, al señor Quintanilla o Carlos Herrera en la XESH, de ahí mismo a Ramiro Casiano o José Isabel Flores Amaro, el Lic. Armando Ríos Leal llegó después del evento (5 de septiembre de 1981), pero también contribuyó en otros; sin olvidar al profesor Héctor Gandhi Montemayor Ayala, con un personaje que creó en un programa de la XESH con Leonel Arturo Ruiz Reséndez; o al Lic. Ramón Velázquez en su programa Espacio de la Palabra, sin faltar mi buen amigo, Don Pablo Garza Garza.

Todos ellos y otros que, lamentablemente, escapan por el momento de mi memoria, promocionaban el evento y otras actividades de la Liga Pequeña Sabinas Hidalgo que en 1981 participó también en la categoría pequeña mayor y estuvo muy cerca de pasar al campeonato nacional celebrado en Guadalajara al caer peleando, hasta el último strike, con el seleccionado de Nova que, entre paréntesis, ganó invicto el nacional y asistió al torneo latinoamericano a Caguas, Puerto Rico.