Historia de 1980

Recordar tiempos idos, remembranzas de la Liga Pequeña Sabinas Hidalgo, y no mencionar el amor al Rey de los Deportes de muchos entrenadores, directivos, padres de familia, niños participantes y colaboradores en general, es una falta de respeto a la verdad.

Es el amor al deporte el causante de esa entrega al entrenamiento, el aprendizaje de los secretos, los puntos clave que marcan la diferencia de un triunfador, de un luchador incansable que, tarde o temprano llegará a la cúspide en su actividad.

Es el amor lo que transforma cualquier actividad en algo grato, es el amor a la familia, a tus semejantes lo que convierte el trabajo más rudimentario en una actividad placentera, apasionante, es con amor, valor y disciplina como los niños de la edición 1980 lograron colocar a Sabinas Hidalgo entre los equipos a vencer al participar en tres torneos nacionales en igual número de categorias.

Un ejemplo más de ese amor a la camiseta de su equipo lo demostró con hechos, Juan Manuel Montalvo Jasso, él se ganó el derecho a dirigir la selección de la categoria pee wee llevando a la escuela Ford #103 al campeonato del torneo regular o local.

El coach del equipo fue el amigo Juan Antonio Banda quien dirigió a los subcampeones de la escuela Enrique Lozano, posteriormente entró a relevar Sabás García Fuentes, ya que Montalvo no pudo manejar a su equipo en Tampico, Tamaulipas porque no le llegó a tiempo el permiso para ausentarse de su trabajo; todos ellos, con la asesoría del coordinador, Profr. Gilberto Hemández Garza.

Sin embargo, fuera del róster, de la papeleria oficial, de cualquier manera se dio habilidad y acompañó al equipo, nunca los abandonó, y con su presencia estimuló a los campeones nacionales de 1980 en la categoria pee wee.

Comentario aparte merecen los primeros en conseguir su pase a un torneo nacional, o sea, la categoria pequeña, pero quiero concluir con la trayectoria de los campeones, que un 18 de agosto llegaron a la cima de su categoría sin perder un sólo juego, y lo más admirable, sin requerir los servicios de ningún pitcher relevista.

La hazaña la iniciaron en el torneo de área donde participaron 20 selecciones de diferentes ligas del estado, y la primera victoria se la acreditó el zurdo del Valle del Sol, José Roberto Rodríguez, lanzando toda la ruta para doblegar a la poderosa escuadra de la Liga Independencia por score de 3 carreras a una.

En el segundo juego, subió al montículo el derecho Manuel Carrera y pintó de blanco a la Loma Larga, dejándolos en un sólo hit conectado en la quinta entrada; la pizarra, 16 carreras a cero.

La participación en el torneo de área la cerró con broche de oro Pepe Rodríguez tirando juego sin hit ni carrera a los seleccionados de Apodaca, venciéndolos por 10 carreras a cero y sumar 29 a favor por una en contra.

Ingresaron al torneo distrital, todavia con la dirección de Montalvo, y Carrera blanqueó a Vitro por 3 a cero, nuevamente se encontraron en el camino a la Liga Independencia y Pepe Rodriguez los mandó a la ronda de perdedores al superarlos por 4 a 2, enseguida Manuel Carrera cortó las aspiraciones de los favoritos de la liga Contry derrotándolos por 9 a 6, y para ganarse el viaje a Tampico,de nueva cuenta vencieron a la Independencia con disparos del zurdo Rodríguez, quien les ganó 3 a 2.

Con récord de 48 carreras a favor y 11 en contra abrió en el nacional Pepe Rodriguez y pasó sobre Chihuahua por 7 a 5, al anfitrión se lo despachó Carrera por idéntico marcador, en el tercer juego José Roberto Rodríguez hizo la hombrada de parar a Poza Rica, quienes se encontraban invictos en 40 juegos, dejándolos en un sólo hit y un marcador de 3 anotaciones a una; para culminar su actuación en el parque Isauro Alfaro Otero del puerto de Tampico, Carrera consumó la proeza al derrotar a los niños veracruzanos al son de 4 carreras a una.