Historia de 1980

Para corresponder a las atenciones y colaboraciones de los sabinenses, los directivos acordaron organizar un torneo triangular con los campeones para despedirlos como equipo además de darle oportunidad a los aficionados de admirar el nivel de juego del equipo local.

Llegó el día señalado, 6 de septiembre de 1980, el parque “Prof. Daniel Guadiana Ibarra” lleno a reventar, presentes los directivos nacionales encabezados por su presidente Don Joaquín González, las porras en su máxima expresión, los de la liga Oriente de Nuevo Laredo; padres y madres de familia de los niños de la liga Independencia y, por supuesto, la porra “Allen” con Indira Montemayor Gómez al frente, en pocas palabras, un ambientazo.

El triangular iniciaba con una alegría contagiante con el juego entre la liga Oriente que doblegó a la Independencia por score de 6 carreras a 3 con victoria para Alejandro Vidaurri y derrota para Jesús Trellez.

En el segundo encuentro entraron en acción los campeones nacionales y estrenaron su corona con un triunfo sobre los verdes de Nuevo Laredo por 15 anotaciones a 3, Manuel Carrera lanzó por los azules locales y por los del puerto fronterizo desfilaron 7 pitchers: Solís, Galindo, López, González, Muñoz, Elizondo y Villarreal.

En el último encuentro el zurdo José Roberto Rodríguez por cuarta ocasión venció a los niños regiomontanos por 6 carreras a 5 en 7 tórridos y emocionantes episodios.

La carrera de la diferencia la anotó Juan Ángel Serrano quien entró a correr por Paulo Martínez y se estafó la intermedia después de un out, Rafael Santos, de emergente por Carlos César Ramírez se ponchó como los hombres (tirándole con todo) para el segundo out y dejar listo el escenario a Francisco Javier González quien con cuenta llena mandó un candente cepillazo por el hoyo entre segunda y short para vestirse de héroe y despedirse como equipo invictos (sin conocer la derrota).